Un Pionero del Arte Moderno


Juan Del Prete

Inauguración miércoles 25 abril, 19 hs. Del 25 abril al 25 mayo 2018
Lun/Vie 10 a 19 hs


HOMENAJE A LOS 120 AÑOS DE SU NACIMIENTO


Esta selección de 44 piezas de la vasta producción de Del Prete, tiene el propósito de recuperar a través de las cualidades palpables de sus realizaciones, su innegable rol de innovador. Desde sus pinturas de los ‘20, sujetas a paisajes y personajes de La Boca que vio sus inicios, mostró su inclinación por la modernidad tanto por el recurso al expresionismo, como por la influencia de Cezanne.

Su estadía en París significó la afirmación de su profesión de fe moderna y lo encaminó hacia las audacias lingüísticas de la vanguardia sumándose a las filas del grupo Abstracion-Création. No titubeó entonces en abandonar la representación, sino también la ortodoxia técnica: al óleo sumó toda clase de materiales del entorno cotidiano, haciendo que la realidad circundante se presentara fragmentada en la superficie del cuadro. Con estas obras irrumpió en Buenos Aires en 1933 y abrió un camino jalonado por la audacia, la creatividad sin cortapisas y la incomprensión. Lejos del desaliento, al año siguiente presentó la primera muestra de esculturas no figurativas. Siguieron experiencias en torno a la síntesis y la geometría, materiales infrecuentes en la paleta de un pintor como las chapas metálicas, además de un repertorio técnico que iba desde los gruesos empastes a la lírica fluidez de sutiles témperas, pasteles y tintas.

En los 40 continuó su indagación abstracta –nunca abandonada– con relieves, a veces en disciplinadas construcciones, otras en polimatéricas composiciones. La figuración reapareció con fuerza, tamizada por la síntesis, el dinamismo, la riqueza cromática, y desde entonces la opción no será un excluyente “o”, sino un libérrimo “y” en cuanto a asumir lo abstracto y lo representativo según el tema o la pulsión que lo urgiera.

En 1953 regresó a Europa a expandir su carrera. Expuso entonces pinturas tachistas de vivo cromatismo, pastosas manchas y chorreados. Mostradas en Brasil y Buenos Aires, obligan a revisar los discursos sobre la aparición del Informalismo local y a considerar este importante antecedente, así como sus aportes al desarrollo de la poética, siempre que no revaluemos cuanto de informal resuena ya en sus collages de la década del 30.

Intenta ser este un homenaje a un pionero del arte moderno, en cuya obra pueden entreverse procedimientos y actitudes que aún refractan en las expresiones del arte más contemporáneo.


Adriana Lauria, Curadora





PDF

descargar catálogo