Raquel Forner

Raquel Forner (1902 - 1999)  pintora, grabadora y profesora de dibujo argentina realizó una pintura neofigurativa marcada por el dolor, evolucionando hacia un simbolismo de influencia expresionista. Descendiente de españoles, su vocación artística surgió a raíz del viaje que realizó a España en compañía de sus padres cuando tenía 12 años. De regreso a Argentina ingresó en la Academia Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires donde obtuvo el título de profesora de dibujo en 1922. 

Regresó a Europa en 1929 para realizar un viaje de estudios instalándose durante dos años en París, donde siguió los cursos del pintor francés Othon Friesz. Allí se relacionó con el grupo de pintores argentinos radicados en Europa entre los que se encontraban Antonio Berni, Juan Del Prete, el escultor Alfredo Bigatti y el escritor Leopoldo Marechal. Tras exponer en el Salón de las Tullerías en la 1ª Exposición del grupo latinoamericano de París, regresó a Buenos Aires y fundó en 1932 los primeros cursos libres de arte plástico junto a otros artistas. 

En 1936 se casó con el escultor Alfredo Bigatti. Juntos viajaron a Bolivia, Chile y Paraguay. Tras su regreso a Buenos Aires y hasta finales de los años ‘50, la artista hizo girar su obra en torno a la Guerra Civil Española y a la Segunda Guerra Mundial. Una visión trágica y desesperanzada, fuertemente cargada de simbolismo imprime a estas obras su sello distintivo.

A partir de 1957 orientó su mirada hacia el tema de la aventura del hombre en el espacio. Tomando como puntos de referencia la tierra y la luna, trabajó el cosmos poblándolo de navegantes antropomórficos. Sus recursos plásticos se transformaron al contacto con estas nuevas poéticas. El color y la materia pictórica adquirieron un rol más protagónico, mientras las formas se hicieron más abiertas, en un espacio que no pierde nunca su dimensión simbólica

En 1942 ganó el Primer Premio de Pintura en el Salón Nacional; en 1946 expuso en la Galería Müller y obtuvo el Premio Palanza que le otorga la Academia Nacional de Bellas Artes. Recibió el Gran Premio de Honor del Salón Nacional en 1956 y el Museo de Arte Moderno de Nueva York adquirió el óleo “Desolación”, perteneciente a la serie El Drama. En 1956 expuso en la Pan-American Union de Washington y en la Bienal Interamericana de Porto Alegre, Brasil, mientras que el Museo de Arte Moderno de Nueva York adquirió ”Lunas”. En 1958 participó en la Bienal de Venecia.

En 1960 realizó una exposición individual en el Museo de Arte Moderno de Río de Janeiro y en 1961 fue invitada de Honor de la Sección Argentina en la VI Bienal de São Paulo. El Museo Nacional de Bellas Artes le dedicó una muestra durante 1962 y recibió el Gran Premio de Honor de la Bienal Americana de Arte organizada por IKA en Córdoba. Múltiples exhibiciones individuales y colectivas se sucedieron entre 1966 y 1988, tanto en Latinoamérica como en Europa, Japón, Canadá y los Estados Unidos.

Hacia 1982 creó en su casa-taller del barrio de San Telmo la Fundación Forner-Bigatti. En ese año realizó el mural “Origen de una nueva dimensión”, destinado al edificio de la OEA en Washington. En 1984 participó de la Bienal de La Habana. Falleció en 1988 y el Museo de Arte Moderno le dedicó una exposición-homenaje, experiencia que se repitió en el año 2002 en el Centro Cultural Recoleta y en 2006 en el Centro Cultural Borges.

Sus obras forman parte de las colecciones del Museum of Modern Art – MOMA, Nueva York; Museo Nacional de Bellas Artes – MNBA, Buenos Aires; Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires – MALBA; Museo de Arte Moderno de Buenos Aires – MAMBA; Museo Castagnino + Macro, Rosario; Colección de Arte Amalia Lacroze de Fortabat, Buenos Aires; Museo de Artes Plásticas Eduardo Sívori, Buenos Aires; entre otros; y de destacadas colecciones privadas en América y Europa.